Web del dojo d’aikido de la Universitat de València
Icono RSS Icono Inicio
  • Experiencias desde Tokio

    Publicado el 10 Agosto 2009 Vicent Romero 1 comentario

    Salida a TokioHola a todos. Me gustaría haceros partícipes de lo que estamos viviendo aquí en Tokio. Mis comentarios serán siempre personales y pocas veces de aspectos técnicos.

    VIAJE

    Un viaje largo, con demasiado tiempo entre escalas. JAL es muy buena línea aérea, con asistencia inmejorable. Es conveniente dormir en el avión y te evitas parte del jet lag. Llegamos a las 16.30h del lunes dia 3 al apartamento en Tokio. Después de haber salido el domingo a las 6h de Valencia y a las 19h ya estamos en el tatami del Aikikai Hombu Dojo de Tokio. Irie sensei, muy bueno, joven, sorprendentemente joven. Mi sensación al entrar a la práctica es de duda, desaparece cuando explica la primera técnica y me reencuentro con el Aikido, por fin algo familiar, conocido, tierra firme. Practico con un nativo que va mas duro que una piedra….

    SEGUNDO DIA

    Diana a las 5 de la mañana. Clase con Doshu a las 6.30h, media hora andando de nuestro alojamiento al tatami. La práctica muy buena con un señor inglés llamado Patrick, relajado y agradable. El tatami esta tan lleno de practicantes que no puedes tomar ukemi, y debes estar siempre mirando para no pisar o golpear a algún compañero. Las palabras mas usadas en esos momentos son “gomen nasai”, petición de perdón o disculpa cada vez que chocas o golpeas con alguien. Se mantiene al mismo uke durante toda la práctica con lo que hasta que conoces -y te conocen- es un poco a la aventura. El Doshu hace la clase intensa y muy dinámica. A nivel personal Doshu fue muy amable y me preguntó de dónde venía.

    Cometo el atrevimiento de enlazar las clases y hago también la de Yasuno sensei. Acabo exhausto y lamentándome no poder ofrecer más a la práctica con Iván -un chico gaditano que esta aquí un montón de años y trabaja muuuuy bien-. Yasuno sensei es una verdadera maravilla. Hector Flores sensei nos lo presenta muy gentilmente.

    La rutina -en la mejor acepción de la palabra- empieza a establecerse: práctica, descanso, comida, práctica, descanso, cena… Todo el trabajo es siempre voluntario y opcional, puedes practicar o no, hacer o deshacer, sólo es una cuestión de voluntad. Una vida fácil y muy centrada en el Aikido. Aún no me ha entrado la morriña.

    La práctica con Kuribayasi sensei es muy interesante -solo puedo mirar porque mis dogis están bañados- y su nikkio a 10cm del suelo es increible. Su actitud de respeto a todos los practicantes y de humildad es un ejemplo a seguir para todos.

    TERCER DIA

    1er keiko del día a las 6.30h con Doshu. Practico con un señor muy, muy mayor, pero qué práctica..! me ha puesto las pilas, he acabado reventado y él tan fresco. Me gusta trabajar con la gente mayor, son muy amables y lo tienen clarísimo. Me ha corregido el sihonage y en morote dori kokiu-nage no podía ni proyectarlo.

    2º keiko, Endo sensei. Ha repetido la clase de Granada donde explicó la importancia de tener un kimochi limpio y claro, con lo que la explicación la tenía ya clara. Practico con una japonesa que me deja el cuello todo arañado de hacer irimi-nage.

    3er keiko, Kuribayashi sensei. Vengo a la sesión por las buenas referencias que tengo y la verdad es que son ciertas. Muy atento con todo el mundo y con el detalle añadido de dar las explicaciones en inglés también.